¿Reconocernos?

Abr 27, 2022 | Noticias | 0 Comentarios

En el Censo 2022, al igual que en resto del sistema estadístico nacional, “reconocernos por lo que hacemos” no incluye el trabajo asociativo y autogestionado.

 

Desde marzo se lleva a cabo en Argentina el CENSO NACIONAL DE POBLACION, HOGARES Y VIVIENDAS 2022, a través de un cuestionario digital culminando el 18 de mayo con un operativo presencial. La difusión institucional del Censo se centra en la palabra RECONOCERNOS y la usa en diferentes situaciones: “Llega el momento de reconocernos por nuestro hogar y por nuestra familia. Pero también por lo que hacemos. Y reconocernos por vos, por ella y por él”.

Sin embargo el trabajo que se realiza de forma asociativa y autogestionada no será registrado por una de las fuentes de información más relevantes. Ni si quiera, como ocurre en otros países, en los cuales los censos de este tipo registran el trabajo en cooperativas, reconociendo esta forma de organización del trabajo de larga trayectoria.

Para todas las personas de 14 años y más el Censo indaga sobre el mundo del trabajo en las preguntas 26 a 34. Siguiendo las normas internacionales sobre la medición de la ocupación comienza preguntando si durante la semana anterior se trabajó por lo menos una hora y “Si en esa semana ¿hizo alguna changa, fabricó algo para vender afuera, ayudó a un familiar o amigo en su chacra o negocio?”. Para quienes hayan respondido afirmativamente el cuestionario pasa a la pregunta en la cual las opciones de respuesta por categoría ocupacional son: servicio doméstico; empleada(o) u obrera(o); cuenta propia; patrón(a) o empleador(a) y trabajador(a) familiar. Opciones que en ningún caso representan al trabajo asociado. Hay también preguntas que permiten detectar trabajo registrado y la actividad del lugar de trabajo.

La Organización Internacional del Trabajo destaca que en la mayoría de los censos realizados en el mundo en el 2000 se incluyeron preguntas sobre características económicas. En algunos de los censos que el estudio revisa aparece la categoría “miembros de cooperativas de productores” o “miembros de cooperativas de productores y/o servicios”. Entre las principales ventajas de contar con datos económicos en este tipo de censos respecto a otras fuentes de información, se encuentra la inclusión de todas la personas, su alcance nacional y la presentación de estadísticas específicas de cada localidad, así como la posibilidad de cruce con otras variables demográficas y socioeconómicas para las mismas personas (OIT: Medición de la población económicamente activa en los censos de población: Manual, 2012).

En Ecuador, por ejemplo, el cuestionario del Censo de Población y Vivienda 2010, junto con preguntas sobre rama de actividad y ocupación principal, incluye entre las categorías ocupacionales la de “socio/socia”.

Nos hemos detenido aquí en el trabajo en cooperativas, sin embargo para dar visibilidad a la totalidad de los componentes de la EPSS es necesario contar con información sistemática sobre sus unidades socioeconómicas, sus trabajadoras y trabajadores, lo que hacen en ellas. Los temas a cubrir, el tipo de fuente más apropiado, la periodicidad -entre otras cuestiones- debería definirse en co-construcción entre los sistemas estadísticos nacional y provinciales, en conjunto con quienes forman parte de la EPSS. Para llegar al próximo censo con datos previos a nivel muestral e instrumentos probados, esta es una tarea que no puede demorarse más.

 

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Novedades recientes